MANTENIMIENTO PARA EL MARMOL

Sí has decidido emplear mármol en tus proyectos de decoración de interiores y exteriores, puedes estar seguro de haber hecho una gran elección.

El mármol es por excelencia, una de las piedras naturales de mayor preferencia para el revestimiento de pisos, paredes y cubiertas para cocinas y baños principalmente, debido a su inigualable belleza y alta resistencia.

Pero, para que estas cualidades no se pierdan con el paso del tiempo, por las inclemencias del tiempo, o por su uso cotidiano, es necesario tomar en cuenta algunas consideraciones para el mantenimiento de mármol:

Limpieza.- No esperes a que tus mármoles se deterioren. Límpialos constantemente con agua caliente y una esponja; notarás lo fácil que resulta mantenerlos en excelentes condiciones.

Pulido de mármol.- Es recomendable para recuperar su brillo natural o para quitar manchas y daños causados por quemaduras.

-Quitar manchas del mármol.- Las cubiertas y pisos de mármol suelen mancharse de óxido, de café, o con manchas amarillentas, que se generan por el paso del tiempo. Para quitar estas manchas, podemos usar desde productos de limpieza, ya sean abrasivos o químicos, y hasta elementos caseros como limón o vinagre.

La mayoría de estos productos suelen ser efectivos, pero para ello, es importante conocer el tipo de mancha que presentan tus mármoles, además de saber manejar los tiempos exactos de su aplicación para no dañarlos.

La mejor recomendación es leer cuidadosamente las instrucciones de aplicación de estos productos, o bien, acudir con alguna empresa profesional en mármoles para no correr riesgos innecesarios y así mantenerlos impecables.